microrrelatos

Disfruta de los microrrelatos

septiembre

Ocho de la tarde, ya queda poca gente
en Tabarca. Ella de pide y él sentado sobre una roca, a sus espaldas la Porta de Sant Gabriel.
El sol y ellos dos son los protagonistas. Angelita, aunque el parkinson hace años que intenta paralizarla,
cuando coge las tijeras sigue siendo la misma peluquera
de siempre. Empieza a cortarle el pelo canado de Antonio. Todavía le queda mucho pelo para su edad,
tantos como sueños por cumplir. Entre ellos quedarse en la isla el resto de sus días.
Sus hijos dicen que estñan locos, tienen razón, bendita locura. 

una sirena

Ya, ya sé que no te lo crees,
que piensas que estoy loco. Pero esta vez es de verdad. Créeme, te digo la verdad, te lo juro. La vi llegando a la isla,
encima de la roca más allá del puerto. No te puedes hacer una idea de lo bonita que era. Empezó a llamarme con su canto, y no lo pude resistir, me tiré al mar. Sí, lo reconozco, no nado bien,
pero ella me habría llevado a la orilla. Me habría salvado, lo sé. Perdona, pero tengo que colgar, me llaman a la consulta.

enamórate de tabarca

Reserva rápido

Paga al contado

Aventura asegurada

pregúntame y te explico

Abrir chat
¿Necesitas más información?